jueves, 29 de marzo de 2007

Dos jueces lamentan la “indisciplina urbanística” de las licencias dadas por silencio administrativo


VALENCIA.- “La posición mayoritaria potencia la defensa del constructor de mala fe y hace pervivir la infracción urbanística. Es preciso corregir la indisciplina urbanística”.

Juicios como este contiene el voto particular emitido por dos magistrados del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a una sentencia en la que sus cuatro compañeros de sala conceden la licencia para un edificio en Calpe.

La sección primera de la sala de lo contencioso-administrativo otorgó la licencia a una finca en el Vergel al considerar concedida por el “silencio administrativo positivo” del Ayuntamiento. A esta “posición mayoritaria” de dar licencias de urbanismo en caso de no respuesta de la administración es a la que se oponen los dos magistrados.

Su voto particular califica esta tendencia de “errónea, perjudicial para el interés general y sumamente peligrosa para la realidad municipal y el sistema urbanístico”. Los jueces lamentan que la Generalitat sólo considere el silencio “negativo” cuando se demuestre que hay una infracción “grave, terminante y manifiesta”.

Los magistrados califican el urbanismo de “mala noticia de todos los días y asombro de instituciones internacionales”. Abogan por “recuperar el respeto a un diseño urbano donde se materialice la racionalidad y el respeto a los derechos humanos”.
www.lasprovincias.es

No hay comentarios: