domingo, 31 de mayo de 2009

Rendir cuentas es buen gobierno / Jordi Sevilla

Seré un poco raro, pero me llena de zozobra no saber cómo van las reuniones sobre el Nuevo Orden Financiero Internacional; ni conocer las consecuencias de las ochenta medidas anticrisis anunciadas por el Gobierno en el último año; ni poder estudiar las razones por las que conviene mantener la deducción lineal de los 400 euros, a pesar de las dudas sobre los logros conseguidos con su aplicación; ni entender por qué no se puede hacer nada, tras constatar la vicepresidenta económica que no vale la pena subir los impuestos a las rentas más altas, porque total, son tan pocos los ricos que declaran IRPF en nuestro país, que su impacto recaudatorio sería pequeño.

Con los años, empiezo a valorar de los poderes públicos tanto las iniciativas de futuro del tipo cambiar el modelo productivo, como la rendición de cuentas sobre lo hecho en el pasado.

Siempre me ha llamado la atención cómo en España el debate presupuestario reproduce, año tras año y gobierne quien gobierne, la misma situación anómala: el Gobierno dice lo que espera del año próximo y las cosas que pretende hacer en ese futuro temporalmente acotado. Y todos discutimos sobre la credibilidad de ese marco futuro y sobre lo que se dice que se quiere hacer en el mismo. Pero nunca se discute sobre lo que se ha hecho, en relación a lo que se dijo el año pasado que se iba a hacer, aunque se presenta un estado de cuentas con el grado de ejecución del presupuesto anterior, que no suele suscitar especial interés. Es decir, que en un debate tan importante como el de presupuestos, al que dedicamos tres meses de duro trabajo parlamentario en pleno y en comisiones, no hay un verdadero análisis de rendición de cuentas sobre lo hecho y todo se suele centrar en un rifirafe, siempre, sobre lo que está por venir.

Tanto las reglas de buen gobierno corporativo, como las recomendaciones de la OCDE sobre códigos de buen gobierno del Gobierno (como ministro, propuse uno en marzo de 2005, que se aprobó) hacen hincapié en la importancia de la transparencia y de la rendición de cuentas para que se pueda evaluar y juzgar la actuación de los órganos que toman decisiones, sea en la empresa, sea en el Gobierno. Estos mismos principios se incorporan en todas las propuestas de fortalecimiento de los sistemas democráticos del mundo entero para contrarrestar la excesiva concentración de poder en manos de los ejecutivos.

Todo quehacer público debería tener un objetivo explícito que se pueda evaluar con posterioridad para ver su grado de cumplimiento y, por tanto, la eficacia de la gestión, pero también para analizar las dificultades que hayan podido surgir y, a partir de ellas, modificar las medidas o las políticas puestas en marcha. Este deseo de conocer, evaluar, aprender, corregir, que redunda en una mejor gestión de las políticas públicas y en una mejora del funcionamiento global del sistema, debería ser obligatorio si no desde un punto de vista legal, si al menos como compromiso ético de los establecidos en las prácticas de buen gobierno.

Cuando las Administraciones Públicas gestionan en torno a la mitad del PIB de un país, la preocupación sobre cómo mejorar de forma permanente su eficacia y eficiencia debería ser una exigencia obvia. Y en España debe hacerse en tres direcciones. Hay que actuar para reducir las cargas excesivas e innecesarias que las administraciones repercuten sobre las empresas y los ciudadanos, provocando importantes pérdidas de horas de trabajo. Hay que conseguir una coordinación máxima entre todas ellas -nacional, autonómica y local- para sustituir con más trabajo interno las trabas y los quebraderos de cabeza que, con demasiada frecuencia y alegría, trasladamos a los ciudadanos. Y hay que lograr unas administraciones bien engrasadas en su funcionamiento interno, con trabajadores motivados y con procedimientos claros y evaluables.

Si la reforma del mercado laboral, del sistema público de pensiones o de nuestros impuestos no son prioritarias para el Gobierno, como se ha dicho, debería de hacerse, por lo menos, una reforma estructural de gran calado en torno al funcionamiento de nuestras administraciones. Empezando por la manera en que se gestionan los presupuestos y, en general, las políticas públicas de gasto, con dos objetivos fundamentales: uno, político, rendir cuentas de forma todavía más transparente y otro, técnico, mejorar la eficacia en la actuación de un sector público cuya incidencia sobre el conjunto del PIB, del empleo y de la productividad del país, es de la mayor trascendencia.

De manera inmediata se pueden utilizar dos instrumentos: una presentación cuantitativa de las políticas y medidas gubernamentales y de los Ministerios que, partiendo de cero, obligue a explicar la necesidad de cada una de las partidas y de las razones por las cuales se propone hacerlo así y no de otra manera. Esto sería tanto como elaborar, de verdad, unos presupuestos por objetivos, en los que cada euro debería de estar justificado no por la Historia, sino desde la consecución de un objetivo político-social conocido y deseable. En segundo lugar, potenciar la actual Agencia de Evaluación de Políticas Públicas para que presente en el Parlamento, con el próximo Presupuesto, un análisis de aquellas políticas de gasto que se considere prioritarias, analizando su impacto real y, por tanto, la eficacia con la que se ha diseñado y se han llevado a cabo.

Si la actual crisis financiera internacional ha representado, también, la crisis de una concepción ideológica neoliberal según la cual el Estado es siempre el problema, quienes creemos en la necesidad de un Estado regulador que coopere con el mercado y con el sector privado debemos esforzarnos en defender nuestra causa a partir de una reforma de la administración que encarna los poderes de ese Estado, para hacerla más transparente, eficiente y, por tanto, útil. Facilitar la rendición de cuentas de las políticas públicas es una parte de esas reformas estructurales determinantes que en nuestras Administraciones puede arrancar sobre las bases puestas ya en la pasada legislatura. Con perdón.

Sanz dice que los representantes de la Comunitat no pueden estar "bajo la sospecha permanente de corrupción"

VALENCIA.- La coordinadora de EUPV, Marga Sanz, consideró hoy que la máxima representación de la Comunitat no puede estar "bajo la sospecha permanente de corrupción", por lo que exigió la "inmediata renuncia y dimisión" del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en alusión a su implicación en el 'caso Gürtel'.

Marga Sanz se pronunció de esta manera durante un mitin en Valencia con motivo de las elecciones europeas que se celebrará el próximo domingo, en la que también participó el coordinador de IU, Cayo Lara, el candidato a las elecciones europeas, Willy Meyer, y la candidata por EUPV, Esther López Barceló.

En este sentido, Sanz criticó que el Gobierno valenciano esté "maniatado por la corrupción", hasta el punto de que incluso ha llegado a los máximos dirigentes del PP en esta autonomía, como Francisco Camps y el secretario general del PPCV, Ricardo Costa, ambos imputados por cohecho en el caso de corrupción Gürtel.

Por ello, reclamó de nuevo la "inmediata renuncia y dimisión" del jefe del Consell porque, a su juicio, "no puede ser que la máxima representación de la Comunitat puedan estar sometida bajo la sospecha permanente de corrupción", alertó.

Por su parte, Cayo Lara aludió a los casos de corrupción que han provocado las políticas de los gobiernos de Felipe González y José María Aznar, y que "también están llegando a la Comunitat Valenciana", apostilló.

En definitiva, subrayó que IU plantea una alternativa a los populares y socialistas, que están "salpicados por la varicela de la corrupción en España" y afirmó que "hay gente que vota al PP o a Camps, el de los trajes, porque siempre ha sido así, por tradición".

Ayuntamiento y Ryanair acuerdan formas de promoción conjunta de la ciudad Alicante

ALICANTE.- La concejal de Turismo de Alicante, Marta García-Romeu, se ha reunido recientemente con el responsable de promoción y ventas de Levante de la compañía aérea Ryanair, Luis Fernández, para trazar las líneas de una colaboración conjunta para la promoción de Alicante como destino turístico, según informaron hoy fuentes de la corporación municipal en un comunicado.

De esta primer encuentro ha surgido la base para las futuras campañas de promoción cofinanciadas entre la compañía aérea y el Patronato Municipal de Turismo de Alicante. Consistirán en campañas promocionales de difusión a través de internet, así como actuaciones concretas y directas en destinos donde Ryanair tiene vuelos directos con Alicante.

Además se realizarán Press Trips (viajes de prensa) que completarán una labor de promoción innovadora por parte del Patronato Municipal de Turismo de Alicante.

La compañía aérea de bajo coste Ryanair considera Alicante como un "destino turístico maduro y consolidado", razón por la cual el aeropuerto de Alicante es una de las cuatro bases permanentes que la compañía tiene en España, destacó García-Romeu.

Además, en el mes de julio se abrirán dos nuevas rutas nacionales desde el aeropuerto de L'Altet a Santander y Santiago de Compostela, que se sumarán a las 43 ya existentes con vuelo directo hasta ciudad, y que supone un aumento en 18 nuevas rutas en el último año.

De este modo, Ryanair hace "una apuesta decidida por Alicante como destino turístico", subrayó la concejala de Turismo.

Por su parte, "desde el Patronato Municipal de Turismo vamos a aprovechar las conexiones aéreas que nos brinda Ryanair para atraer a más turistas a nuestras costas, abriendo una nueva vía de promoción directa y concreta junto con una de las primeras compañías aéreas que operan en Alicante", concluyó la responsable de Turismo.

La unión de Alicante y Elche a través de un campus de excelencia parece difícil

VALENCIA.- La Clasificación de las universidades españolas, elaborada por un instituto de la Complutense de Madrid, no incluía a ninguno de los siete centros valencianos entre los 10 primeros y dejaba en bastante mal lugar a los dos privados (sobre todo a la Católica San Vicente Mártir, que cerraba la lista con el puesto 69). Pero la clasificación (con los matices que luego se verán) ponía de manifiesto otro rasgo del sistema valenciano: la más que discreta posición de las universidades de Alicante (número 35) y de la Miguel Hernández de Elche (número 39).

Y no es la primera vez. Las clasificaciones españolas e internacionales suelen situar en posiciones mediocres a una de las dos universidades alicantinas. O a ambas. ¿Siguen pagando los campus la partición de la Universidad de Alicante, pilotada por el entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, que dio lugar a la Miguel Hernández de Elche: dos universidades de talla media en vez de una lo bastante grande como para competir con las mejores?

"Sin duda. Y además hay que añadir que la división se hizo sin usar criterios de calidad, sino políticos. Se duplicaron titulaciones. Se rompieron ramas de investigación que hasta entonces trabajaban juntas, como las de Ciencias de la Vida. Se perdió masa crítica. Y no fue un hecho aislado. La gran apuesta por el parque científico como motor de investigación y transferencia de conocimiento fue boicoteado. Cuando surgían ideas que hubieran permitido a la Universidad de Alicante posicionarse mejor, eran machacadas, y ahora lo estamos pagando", afirma Guillermo Bernabéu, ex vicerrector de Alicante y hoy diputado en el Congreso.

El rector de la Universidad de Alicante, Ignacio Jiménez Raneda, advierte, en cambio, de lo muy complicado que resulta realizar clasificaciones fiables. "Es imposible comparar todas las variables de una universidad, y por eso los resultados de unos rankings son tan diferentes de los de otros".

Raneda cree que no se están pagando facturas y que los dos centros son complementarios, como la Universitat de València y la Politécnica. Y añade: "Imagina que las Cortes decidieran unificar todas las universidades españolas. Seguro que la universidad resultante estaría entre las 30 primeras del mundo, o entre las 20 mejores. Pero no por eso dejaría de ser una aberración".

Carlos Belmonte, ex director del Instituto de Neurociencias de Alicante, centro mixto de la Miguel Hernández y el CSIC, apunta que la razón de la mala posición en los rankings reside en otro lugar.

"Los profesores, sobre todo la gente joven que no es numeraria, tiene una carga docente casi insoportable, parecida a la de un profesor de instituto. Y así es casi imposible que se formen como investigadores".

Belmonte opina que Alicante y Elche deberían formar un campus de excelencia, una idea lanzada por el extinto Ministerio de Innovación, Ciencia y Universidades, para crear polos potentes agrupando universidades, centros de investigación y hospitales.

"Creo que es posible, y sobre todo creo que la otra idea, seguir de espaldas, aunque las relaciones hayan mejorado mucho, es suicida. Y casi llevaría la idea a nivel de comunidad autónoma para crear masters y doctorados, por ejemplo. E incluso se podría cruzar la frontera".

La clasificación de la Complutense concede a la Universidad de Alicante 49,47 puntos en docencia y 44,05 en investigación. Y a la de Elche, 35,71 en docencia, y 52,14 en investigación. Son, como destaca Juan Caturla, decano de Medicina en la Miguel Hernández, resultados globales ("no es por arrimar el ascua a mi sardina, pero en el resultado del examen MIR, aunque no sea el patrón oro, los alumnos de nuestra facultad están por encima de la media de los alumnos españoles", dice).

Siendo globales, la puntuación obtenida (uno mejor en docencia, el otro mejor en investigación) parece reforzar la conveniencia del campus de excelencia.

Pero Armando Alberola, ex secretario general de la Universidad de Alicante, recomienda, de entrada, "tentarse la ropa" ante el concepto. "¿En qué áreas se llevaría a cabo? ¿Y quién lo aplicaría? ¿El Gobierno o la comunidad autónoma? ¿Y con qué financiación contaría? Porque puede ocurrir como con el Plan Bolonia: vamos hacia él pero sin saber cómo se va a financiar".

"La unión es muy complicada, porque todavía no se han curado las heridas de aquella división, absolutamente irregular, que nos fue impuesta", añade José Carlos Rovira, que fue vicerrector en la misma universidad en la misma época turbulenta.

La recesión golpea con dureza a la clase media

MADRID.- Principal sustento de las Haciendas públicas y garante del Estado de bienestar, la clase media es el verdadero rostro de la sociedad occidental. En un mundo globalizado, en el que hasta en el más mísero país siempre se puede encontrar a alguien con suficientes medios para darse un paseo espacial, sólo la preeminencia de la clase media distingue los Estados llamados desarrollados del resto. Los países dejan de ser pobres no por el puesto que ocupan sus millonarios en el ranking de los más ricos -de ser así, México o la India estarían a la cabeza del mundo dada la fortuna de sus potentados-, sino por la extensión de su clase media, según relata hoy 'El País'.

Pero parece que la clase media está en peligro o, al menos, en franca decadencia. Eso piensan muchos sociólogos, economistas, periodistas y, lo que es más grave, cada vez más estadísticos. Como los dinosaurios, esta "clase social de tenderos" -como la calificaban despectivamente los aristócratas de principios de siglo XX- aún domina la sociedad, pero la actual recesión puede ser el meteorito que la borre de la faz de la Tierra.

Siguiendo con la metáfora, el proceso no será instantáneo sino prolongado en el tiempo, pero inevitable. La nueva clase dominante que la sustituya bien pudieran ser los pujantes mileuristas, los que ganan mil euros al mes. Tal y como sucedió cuando los mamíferos sustituyeron a sus gigantes antecesores, los mileuristas tienen una mayor capacidad de adaptación a circunstancias difíciles. También se adaptan los pobres, pero no dejan de ser excluidos, mientras que los mileuristas son integradores de la masa social. Por eso se están extendiendo por todas las sociedades desarrolladas.

El mileurismo -un término inventando por la estudiante Carolina Alguacil, que escribió una carta al director de El País en agosto de 2005 para quejarse de su situación laboral- ha dejado de ser un terreno exclusivo para jóvenes universitarios recién licenciados que tienen que aceptar bajos salarios para hacerse con un currículo laboral.

En los últimos años ha incorporado a obreros cualificados, parados de larga duración, inmigrantes, empleados, cuarentones expulsados del mercado laboral y hasta prejubilados. Se estima que en España pueden alcanzar en torno a los doce millones de personas.

Su popularidad es tan creciente que ya hay varios libros dedicados exclusivamente a los mileuristas, tienen web propia y hasta película. Se llama Generazione 1.000 euro, una producción italiana que se acaba de estrenar. Cuenta la historia de un joven licenciado en matemáticas que malvive en una empresa de mercadotecnia y se enamora de otra mileurista. Basa su argumento en el libro con el mismo título que triunfó gracias a las descargas gratuitas de Internet (la gratuidad de la Red es una de las pocas válvulas de escape de los mileuristas).

Hasta los políticos comienzan a mirar hacia ellos. Las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el debate del estado de la nación, aunque luego descafeinadas, parecen ser las primeras especialmente diseñadas para mileuristas: equiparar las ayudas al alquiler, eliminar para las rentas medias la desgravación de la vivienda (¡el pisito, icono de la clase media española!), bonos de transportes desgravables y, sobre todo, máster gratis sin límite para graduados en paro.

Másteres, estudios de posgrado, doctorados, idiomas..., el signo de identidad de esta generación Peter Pan, dicen que la mejor preparada de la historia pero cuya edad media de emancipación del hogar familiar está a punto de alcanzar los 30 años.

La estadística da cuenta cada vez de forma más fehaciente de la pujanza del mileurismo frente a la bendita clase media. Uno de los datos más reveladores se encuentra en la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), un informe cuatrienal pero que desnuda la realidad sociolaboral como ninguna otra.

Según la misma, el sueldo medio en España en 2006 (última vez que se realizó) era de 19.680 euros al año. Cuatro años antes, en 2002, era de 19.802 euros. Es decir, que en el periodo de mayor bonanza de la economía española, los sueldos no sólo no crecieron, sino que cayeron, más aún si se tiene en cuenta la inflación.

Si nos remontamos a 1995, la primera vez que se llevó a cabo la encuesta, la comparación es aún más desoladora. El salario medio en 1995 era de 16.762 euros, por lo que para adecuarse a la subida de precios experimentada en la última década, ahora tendría que situarse en torno a los 24.000 euros. Se trata del sueldo medio, que incluye el de los que más ganan. Por eso convendría tener en cuenta otro dato más esclarecedor: la mitad de los españoles gana menos de 15.760 euros al año, es decir, son mileuristas.

Los sueldos se han desplomado pese a la prosperidad económica e independientemente del signo político del partido en el poder en los últimos años (desde 1995 han gobernado sucesivamente PSOE, PP y nuevamente PSOE). La riqueza creada en todos esos años ha ido a incrementar principalmente las llamadas rentas del capital.

Algunos dan definitivamente por muerta la clase media. Es el caso del periodista Massimo Gaggi y del economista Eduardo Narduzzi, que en su libro El fin de la clase media y el nacimiento de la sociedad de bajo coste (Lengua de Trapo) vaticinaban la aparición de un nuevo sistema social polarizado, con una clase tecnócrata reducida y crecientemente más rica en un extremo, y en el otro un "magma social" desclasado en que se confunden las antiguas clases media y baja, definidas por una capacidad de consumo muy limitado, a imagen y semejanza de los productos y servicios que les ofrecen las compañías low cost (bajo coste) como Ikea, Ryanair, Mc Donald's, Zara o Skype.

"Nosotros hablábamos de la aparición de una clase de la masa, es decir, de una dimensión social sin clasificación que de hecho contiene todas las categorías, con excepción de los pobres, que están excluidos, y de los nuevos aristócratas. La clase media era la accionista de financiación del Estado de bienestar, y su desaparición implica la crisis del welfare state, porque la clase de la masa ya no tiene interés en permitir impuestos elevados como contrapartida política que hay que conceder a la clase obrera, que también se ha visto en buena parte absorbida por la clase de la masa. La sociedad que surge es menos estable y, como denunciábamos, potencialmente más atraída por las alarmas políticas reaccionarias capaces de intercambiar mayor bienestar por menos democracia. También es una sociedad sin una clara identidad de valores compartidos, por lo tanto, es oportunista, consumista y sin proyectos a largo plazo", señalan los autores a El País.

El declive de la clase media se extiende por todo el mundo desarrollado. En Alemania, por ejemplo, un informe de McKinsey publicado en mayo del año pasado, cuando lo peor de la crisis estaba aún por llegar, revelaba que la clase media -definida por todos aquellos que ganan entre el 70% y el 150% de la media de ingresos del país- había pasado de representar el 62% de la población en 2000 al 54%, y estimaba que para 2020 estaría muy por debajo del 50%.

En Francia, donde los mileuristas se denominan babylosers (bebés perdedores), el paro entre los licenciados universitarios ha pasado del 6% en 1973 al 30% actual. Y les separa un abismo salarial respecto a la generación de Mayo del 68, la que hizo la revolución: los jóvenes trabajadores que tiraban adoquines y contaban entonces con 30 años o menos sólo ganaban un 14% menos que sus compañeros de 50 años; ahora, la diferencia es del 40%. En Grecia, los mileuristas están aún peor, ya que su poder adquisitivo sólo alcanza para que les llamen "la generación de los 700 euros".

En Estados Unidos, el fenómeno se asocia metafóricamente a Wal-Mart, la mayor cadena de distribución comercial del mundo, que da empleo a 1,3 millones de personas, aplicando una política de bajos precios a costa de salarios ínfimos -la hora se paga un 65% por debajo de la media del país-, sin apenas beneficios sociales y con importaciones masivas de productos extranjeros baratos procedentes de mercados emergentes, que están hundiendo la industria nacional.

La walmartización de Estados Unidos ha sido denunciada en la anterior campaña presidencial tanto por los demócratas como por los republicanos. El presidente Barak Obama creó por decreto la Middle Class Task Force, el grupo de trabajo de la clase media, que integra a varias agencias federales con el objeto de aliviar la situación de un grupo social al que dicen pertenecer el 78% de los estadounidenses. El grupo tiene su propia página web y su lema: "Una clase media fuerte es una América fuerte".

Hacen falta más que lemas para salir de la espiral que ha creado la recesión y que arrastra en su vórtice a una clase media debilitada hacia el mileurismo o tal vez más abajo. En Nueva York, 1,3 millones de personas se apuntaron a la sopa boba de los comedores sociales en 2007. Apenas un año después, tres millones de neoyorquinos eran oficialmente pobres.

Los pobres limpios, como se denomina a los que han descendido desde la clase media, también comienzan a saturar los servicios sociales en España. Las peticiones de ayuda en Cáritas han aumentado un 40%, y el perfil social del demandante empieza a cambiar: padre de familia, varón, en paro, 40 años, con hipoteca, que vive al día y que ha agotado las prestaciones familiares.

Con el propósito de tranquilizar a la población, los dirigentes han comenzado a hablar de "brotes verdes" para designar los primeros signos de recuperación. Pero ésta no es una crisis cualquiera. Howard Davidowitz, economista y presidente de una exitosa consultora, se ha convertido en una estrella mediática en Estados Unidos al fustigar sin piedad el optimismo de la Administración de Obama.

"Estamos hechos un lío y el consumidor es lo suficientemente listo para saberlo. Con este panorama económico, el consumidor que no se haya petrificado es que es un maldito idiota. Esta crisis hará retroceder al país al menos diez años y la calidad de la vida nunca volverá a ser la misma".

La marcada frontera que separaba la clase media de la exclusión y de los pobres se está derrumbando a golpes de pica como lo hizo el muro de Berlín, y algunos se preguntan si tal vez la caída del telón de acero no haya marcado el inicio del fin de conquistas sociales y laborales que costaron siglos (y tanta sangre), una vez que el capitalismo se encontró de repente sin enemigo.

Al margen de especulaciones históricas, lo cierto es que la desigualdad crece. En España, la Encuesta de Condiciones de Vida, realizada en 2007 por el INE, señalaba que casi 20 de cada 100 personas estaban por debajo del umbral de la pobreza.

El último informe FOESSA sobre exclusión y desarrollo social en España, de Cáritas, resaltaba que hay un 12,2% de hogares "pobres integrados", esto es, sectores integrados socialmente pero con ingresos insuficientes y con alto riesgo de engrosar las listas de la exclusión. Su futuro es más incierto que nunca, y muchos hablan de un lento proceso de desintegración del actual Estado de bienestar.

Otros expertos son mucho más optimistas y descartan que se pueda hablar del fin de clase media.

"Es una afirmación excesivamente simplista que obvia algunos de los grandes avances que ha registrado la sociedad española en el largo plazo. Las crisis comienzan perjudicando a los hogares con menores ingresos y menor nivel formativo, para extender posteriormente sus efectos al resto de grupos. Y aunque mantenemos niveles de desigualdad considerablemente elevados en el contexto europeo estamos todavía lejos de ser una sociedad dual", señala Luis Ayala, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos y uno de los autores del informe FOESSA.

El catedrático de Estructura Económica Santiago Niño Becerra ha saltado a la fama editorial por su libro El crash de 2010 (Los Libros del Lince), en el que afirma que la crisis no ha hecho más que empezar y que será larga y dura.

A la pregunta de cómo va a afectar esta debacle a la clase media, contesta: "El modelo de protección social que hemos conocido tiende a menos-menos porque ya ha dejado de ser necesario, al igual que lo ha dejado de ser la clase media: ambos han cumplido su función. La clase media actual fue inventada tras la II Guerra Mundial en un entorno posbélico, con la memoria aún muy fresca de la miseria vivida durante la Gran Depresión y con una Europa deshecha y con 50 millones de desplazados, y lo más importante: con un modelo prometiendo el paraíso desde la otra orilla del Elba. La respuesta del capitalismo fue muy inteligente (en realidad fue la única posible, como suele suceder): el Estado se metió en la economía, se propició el pleno empleo de los factores productivos, la población se puso a consumir, a ahorrar y, ¡tachín!, apareció la clase media, que empezó a votar lo correcto: una socialdemocracia light y una democracia cristiana conveniente; para acabar de completar la jugada, esa gente tenía que sentirse segura, de modo que no desease más de lo que se le diese pero de forma que eso fuese mucho en comparación con lo que había tenido: sanidad, pensiones, enseñanza, gasto social... que financiaban con sus impuestos y con la pequeña parte que pagaban los ricos (para ellos se inventaron los paraísos fiscales). Todo eso ya no es necesario: ni nadie promete nada desde la otra orilla del Elba, ni hay que convencer a nadie de nada, ni hay que proteger a la población de nada: hay lo que hay y habrá lo que habrá, y punto. Por eso tampoco son ya necesarios los paraísos fiscales: ¿qué impuestos directos van a tener que dejar de pagar los ricos si muchos de ellos van a desaparecer y si la mayoría de los impuestos de los que quieren escapar van a ser sustituidos por gravámenes indirectos?".

Y es que frente a la extendida idea de que la mejor forma de favorecer el bienestar es conseguir altas tasas de crecimiento y de creación de empleo, en los momentos de máxima creación de empleo la desigualdad no disminuyó. Al contrario, desde el primer tercio de los años noventa la pobreza no ha decrecido. Los salarios crecen menos que el PIB per cápita. El último informe mundial de salarios de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) destaca que entre 2001 y 2007 crecieron menos del 1,9% en la mitad de los países. En España, el aumento real fue casi cero, como en Japón y Estados Unidos. Para 2009, la OIT pronostica que los salarios crecerán sólo un 0,5%.

En España hay un dato aún más revelador del vértigo que siente la clase media cuando se asoma al abismo de inseguridad que le ofrece esta nueva etapa del capitalismo. El número de familias que tiene a todos sus miembros en paro ha sobrepasado el millón. Y peor aún, la tasa de paro de la persona de referencia del hogar -la que aporta más fondos y tiene el trabajo más estable- está ya en el 14,5%, muy similar a la del cónyuge o pareja (14,4%), cuyo sueldo se toma como un ingreso extra, mientras que la de los hijos se ha disparado cinco puntos en el primer trimestre y está en el 26,8%.

Luis Ayala constata que, por primera vez desde mediados de los años noventa, al inicio de esta crisis hemos asistido a tres cambios claramente diferenciales respecto al modelo distributivo en vigor en las tres décadas anteriores: la desigualdad y la pobreza dejaron de reducirse (aunque no aumentaron) por primera vez desde los años sesenta; por primera vez en muchos años la desigualdad no disminuyó en un contexto de crecimiento económico, y a diferencia de lo que sucedió con la mayoría de los indicadores macroeconómicos (PIB per cápita, déficit público, desempleo, etcétera), durante este periodo se amplió el diferencial con la UE desde el punto de vista de desigualad.

"Si en un tiempo de mareas altas no disminuyó la desigualdad, cabe contemplar con certeza su posible aumento en un periodo de mareas bajas. La evidencia que muestran varios estudios de cierta conexión entre determinadas manifestaciones del desempleo y la desigualdad y la pobreza obligan, inevitablemente, a pensar en un rápido aumento de la desigualdad y de las necesidades sociales.

Así, tanto el número de hogares en los que todos los activos están en paro como la tasa de paro de la persona principal del hogar son variables más relacionadas con la desigualdad que los cambios en las cifras agregadas de empleo. La información más reciente que ofrece la EPA deja pocas dudas: en ninguno de los episodios recesivos anteriores crecieron tan rápido ambos indicadores, por lo que cabe pensar en aumentos de la desigualdad y de la pobreza monetaria muy superiores a los de cualquier otro momento del periodo democrático", afirma Ayala.

En efecto, estos datos demolen en parte el viejo bastión español frente a la crisis: el colchón familiar. ¿Cómo van a ayudar los padres a los hijos si comienzan a ser los grandes protagonistas del drama del desempleo? El profesor Josep Pijoan-Mas, del Centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI), en el artículo Recesión y crisis (El País, 15 de marzo), observaba una preocupante similitud entre esta recesión y la de 1991-1994, cuando el paro trepó hasta el 24%.

"Los datos muestran que el aumento de la desigualdad en el ámbito individual se amplifica cuando agrupamos los datos por hogares. Esto sugiere que, contrariamente a la creencia popular, la familia no es un buen mecanismo de seguro en España: cuando un miembro del hogar experimenta descensos de renta, lo mismo sucede al resto de miembros del hogar", indica.

Afirmar a simple vista que, por primera vez desde la II Guerra Mundial (la Guerra Civil en España), las nuevas generaciones vivirán peor que la de sus padres puede parecer osado. Nunca tantos jóvenes estudiaron en el extranjero (gracias a las becas Erasmus), viajaron tanto (gracias a las aerolíneas low cost) o prolongaron tanto su formación. Pero se trata de una sensación de riqueza ilusoria, apegada al parasitismo familiar.

El número de jóvenes españoles que dispone de una independencia económica plena disminuyó desde el 24% en 2004 al 21% en 2008, según el último informe del Instituto de la Juventud (Injuve). El proceso es general en toda Europa. El número de "viejos estudiantes" ha crecido a un ritmo vertiginoso en los últimos años. Así, el 15% del total de estudiantes de la Unión Europea (entendiendo por tales los que dedican todo su tiempo a la formación) tiene ya más de 30 años, según el Informe de la Juventud de la Comisión Europea de abril pasado.

Cuando esos maduros estudiantes se incorporan al mercado laboral les esperan contratos temporales, tal vez para siempre. Y es que según el informe de la UE, el porcentaje de personas que tenía un contrato temporal y no podía encontrar uno fijo se incrementa con la edad. Del 37%, entre los 15 a los 24 años, hasta el 65%, entre los 25 los 29. Atrapados en la temporalidad de por vida, van desengañándose de encontrar algo mejor a medida que envejecen. Muchos cuando rondan la treintena ya están resignados a su suerte.

"Desde luego es la generación que menos periodos de adultez va a tener. Pueden entrar en el mercado laboral a los 33 años y encontrarse con un ERE a los 50 o directamente con la prejubilación. El problema es que ofertamos puestos de trabajo que puede hacer cualquiera. Por eso, curiosamente, los jóvenes van a responder a la crisis dependiendo de las posibilidades que tengan de esperar y formarse adecuadamente. Y en eso es decisivo el poder adquisitivo de los padres y su nivel educativo", señala el sociólogo Andreu López, uno de los autores del último informe de Injuve.

El drama laboral no sólo lo sufren los jóvenes. Puede que los miles de trabajadores que están perdiendo su empleo vuelvan al mercado laboral cuando la crisis escampe, pero no con las mismas condiciones. Por ejemplo, la ingente masa laboral de la construcción que ha sostenido la economía española deberá ocuparse en otros sectores.

"Todo lo que aprendieron a hacer trabajando en los últimos años les valdrá de poco o nada. Por tanto, no es de esperar que sus salarios sean muy altos cuando encuentren nuevos empleos. De hecho, la evidencia empírica disponible para Estados Unidos muestra que los desempleados ganan menos cuando salen de un periodo de desempleo y que dicha pérdida salarial es mayor cuanto más largo ha sido el periodo de desempleo", indicaba el profesor Pijoan-Mas.

Los gobernantes han encontrado un bálsamo de Fierabrás contra el paro y la precariedad laboral: innovación y ecología. Los empleos que nos sacarán de la crisis estarán basados en el I+D+i. Es lo que Zapatero ha llamado el nuevo modelo productivo. Sin contar con que los sectores tecnológicos no son muy intensivos en mano de obra, la premisa parte en cierta forma de una falacia: la de pensar que los países emergentes se quedaran parados mientras convertimos los cortijos andaluces en factorías de chips ultraconductores y laboratorios genéticos.

La globalización también ha llegado al I+D+i. La India, por ejemplo, produce 350.000 ingenieros al año (los mejores en software de todo el mundo), anglófonos y con un salario medio de 15.000 dólares al año, frente a los 90.000 que ganan en Estados Unidos.

Por su parte, China está a punto de convertirse en el segundo inversor mundial en I+D. "Cuando despertemos de la crisis en Europa, descubriremos que en la India y en China producen muchas más cosas que antes", avisa Michele Boldrin, catedrático de la Washington University.

Ante este clima de inseguridad y falta de perspectivas, no es de extrañar que el 45,8% de los parados esté considerando opositar y el 14,6% ya esté preparando los exámenes, según una encuesta de Adecco. Ser funcionario se ha convertido en el sueño laboral de cualquier español, y puede ser el último reducto de la clase media.

El único peligro es que su factura es crecientemente alta para un país en el que se desploman los ingresos por cotizaciones sociales y por impuestos ligados a la actividad y a la renta. La última EPA refleja que los asalariados públicos han crecido en un año en 116.200 personas, sobrepasando por primera vez la cifra de tres millones.

El coste total de sus salarios alcanzará este año los 103.285 millones de euros, según datos del Ministerio de Política Territorial. Cada funcionario le cuesta a cada habitante 2.400 euros, el doble si consideramos sólo a los asalariados. ¿Puede permitirse una economía tan maltrecha una nómina pública que consume el equivalente al 10% de la riqueza nacional en un año?

Un panorama tan sombrío para amplias capas de la población puede sugerir que pronto se vivirán enormes convulsiones sociales. Algunos advierten de un resurgimiento de movimientos radicales, como el neofascismo. Por el momento, nada de eso se ha producido. Las huelgas generales convocadas por los sindicatos tradicionales en países como Francia o Italia no han tenido consecuencia alguna, porque los más damnificados -parados y mileuristas- no se sienten representados por ellos.

En España, ni siquiera se han convocado paros. Y los llamados sindicatos de clase van de la mano del Gobierno al Primero de Mayo e invitan al líder de la oposición a sus congresos. Un marco demasiado amigable con el poder político teniendo detrás cuatro millones de parados y casi un tercio de los asalariados con contrato temporal.

Puede que no sea muy romántico advertir de que, tampoco esta vez, seremos testigos de una revolución, pero es muy probable que la caída del bienestar se acepte con resignación, sin grandes algaradas, ante la indiferencia del poder político, que llevará sus pasos hacia la política-espectáculo, muy en la línea de algunas apariciones de Silvio Berlusconi o Nicolas Sarkozy, cuya vida social tiene más protagonismo en los medios de comunicación que las medidas que adoptan como responsables de Gobierno.

En esa línea, Santiago Niño Becerra considera que hoy por hoy "la ideología prácticamente ha muerto", y gradualmente, evolucionaremos hacia un sistema político en el que un grupo de técnicos tomará las decisiones y "la gente, la población, cada vez tendrá menos protagonismo.

"Conceptos como funcionarios, jubilados, desempleados, subempleados, mileuristas, undermileuristas irán perdiendo significado.

Con bastante aceleración se irá formando un grupo de personas necesarias que contribuirán a la generación de un PIB cuyo volumen total decrecerá en relación al momento actual, personas con una muy alta productividad y una elevada remuneración (razón por la cual su PIB per cápita será mucho más elevado que el actual), y el resto, un resto bastante homogéneo, con empleos temporales cuando sean necesarios, dotados de un subsidio de subsistencia (el nombre poco importa) que cubra sus necesidades mínimas a fin de complementar sus ingresos laborales.

La recuperación vendrá por el lado de la productividad, de la eficiencia, de la tecnología necesaria; pero en ese trinomio muy poco factor trabajo es preciso. Pienso que la sociedad post crash será una sociedad de insiders y outsiders: de quienes son necesarios para generar PIB y de quienes son complementarios o innecesarios".

Una impresión bastante similar a la de los italianos Gaggi y Narduzzi que, en su último libro, El pleno desempleo (Lengua de Trapo, 2009), dibujan un marco sociolaboral sin beneficios contractuales, baby boomers (la generación que ahora tiene entre 40 y 60 años) resistiéndose a jubilarse, contratos temporales de servicios y autónomos sin seguridad. Y pese a todo, una masa social amorfa y resignada.

"La masa del siglo XXI es una forma social figurada no material en el sentido de que no es fácil ver las concretas manifestaciones políticas o sociales en la calle, mientras que es normal identificar conductas o comportamientos masificados como la utilización de Google o la pasión por el iPhone. Esto significa que cuatro millones de desempleados son hoy menos peligrosos de lo que lo eran en 1929, porque no hay una ideología política que contextualmente cohesione y aglutine el malestar y la disensión. Y también los sindicatos se han debilitado.

La crisis actual rechaza amablemente lo que decíamos en nuestro ensayo del año pasado: el mercado de trabajo se desestructura y se flexibiliza hasta el punto de que aparecen como desocupados de hecho la mayoría de los trabajadores. Es el triunfo del factor de la producción capital, que aparentemente está en crisis, pero que en realidad se aprovecha de la crisis para dar el empujón final a las últimas, y pocas, certezas de los trabajadores", señalan.

Hace cuatro años, Carolina Alguacil hizo una definición precisa y certera cuando acuñó el término de mileurista. "Es aquel joven licenciado, con idiomas, posgrados, másteres y cursillos (...) que no gana más de mil euros. Gasta más de un tercio de su sueldo en alquiler, porque le gusta la ciudad. No ahorra, no tiene casa, no tiene coche, no tiene hijos, vive al día...

A veces es divertido, pero ya cansa". Si hubiera que reescribir ahora esa definición sólo habría que añadir: "El mileurista ha dejado de tener edad. Gana mil euros, no ahorra, vive al día de trabajos esporádicos o de subsidios y, pese a todo, no se rebela".

Objetivo: la 'generación tapón'

Internacionalmente se les conoce como baby boomers. En España, le llaman generación tapón y abarca a los nacidos en las décadas de los cincuenta y sesenta, coincidiendo con un boom de la natalidad. Acaparan casi todos los puestos de responsabilidad en la política, los negocios e, incluso, la vida cultural, taponando el acceso a las nuevas generaciones, se supone que mejor formadas.

En el plano laboral, ocupan los trabajos fijos, mejor pagados, protegidos por derechos laborales y sindicatos poderosos, mientras los mileuristas sufren la precariedad y la temporalidad. Los trabajadores con un contrato temporal tuvieron un salario medio anual inferior en un 32,6% al de los indefinidos (Encuesta Estructura Salarial 2006).

Pero no todos los cuarentones son triunfadores o acomodados padres de familia. También ellos sufren su propia dualidad. Los salarios entre ejecutivos y empleados se han agrandado en los últimos años. El salario anual de los directores de empresas de más de diez trabajadores fue superior en un 206,6% al salario medio en 2006.

En tiempos de recesión, los ojos se vuelven hacia ellos. Además de ser el objetivo de los ERE, bajadas de salarios o el recorte de prestaciones, los baby boomers serán los principales paganos con sus impuestos del creciente endeudamiento que están acometiendo los Estados para sortear la crisis.

Y eso sin contar la amenaza de la inviabilidad de sus pensiones cuando lleguen a la edad de jubilación, de la que no paran de advertir los malos augures como el FMI. Pero además de una carga laboral son también el principal sostén del consumo. Así que cuidado con quitar el tapón, no vaya a ser que se vaya el gas.

Felipe González afirma que el PP "abusó" de los aviones oficiales para "sus amiguetes y para lo que les dio la gana"

ALICANTE.- El ex presidente del Gobierno, Felipe González, acusó hoy en Alicante al PP de haber hecho "abuso y no uso" de los aviones oficiales para llevar a "sus amiguetes" y para "lo que les dio la gana", por lo que les acusó de "crisis de doble moral".

Ante más de 5.000 personas, que acudieron hoy a un mitin celebrado en Alicante, --junto a la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, y el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte,-- el ex presidente lamentó que el Gobierno "no vaya a hacer pública una explicación clara del uso de los aviones en 30 años de democracia, para que se vea el nivel de abuso de los que se creen dueños de España".

Según dijo, que el presidente del Gobierno utilice los medios oficiales para sus traslados es "un ejercicio de responsabilidad por seguridad" porque "no deja de ser jefe de Gobierno ni un segundo", aunque esté en un mitin de su partido.

Alarte dice que la ruta de Camps "es de Forever Young al TSJCV"

ALICANTE.- El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, dijo hoy que la ruta del presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, es "Forever Young, Milano, el Ritz, José Tomás, que no es un torero, es un sastre, y el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana".

En un mitin ofrecido en Alicante, donde estuvo acompañado por la secretaria de Organización, Leire Pajín, y el ex presidente del Gobierno, Felipe González, el líder del PSPV contestó así a las declaraciones de Camps de que "hay que seguirle la ruta" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Alarte indicó que la ruta de Camps es "Forever Young, Milano, el Ritz, José Tomás, que no es un torero, es un sastre, y el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana".

En este sentido, indicó que mientras en los mítines del PSOE hay "gente hornada y comprometida" ellos "tienen un problema a la hora de sentar" a sus dirigentes.

Así, indicó que en Alicante tuvieron "un problema" sobre "dónde tenían que poner a Rajoy; entre Camps y Costa: los de los trajes, Gürtel, Orange Market y Correa; una primera fila que se parece más a un banquillo judicial que a una primera fila".

Por el contrario, dijo, en los mítines socialistas "no hay ningún problema de dónde sentar a nadie".

sábado, 30 de mayo de 2009

La Asociación de Impositores insta a las cajas a que la crisis no influya en la cantidad que destinan a obra social

ALICANTE.- El presidente de la Asociación de Impositores de Cajas de Ahorros (AICA) de la Comunitat Valenciana, Ángel Villanueva, instó hoy a las Cajas de Ahorros a que la actual coyuntura económica no influya en el porcentaje que dichas entidades destinan a obra social ya que, a su juicio, "ahora más que nunca es cuando cobra especial importancia para todas aquellas personas necesitadas que viven en situación de precariedad".

"Es nuestro deber realizar un mayor esfuerzo para ayudar a un sector de la población que carece de recursos y que se ha visto agraviado por la crisis económica", subrayó.

La Asociación de Impositores de Cajas de Ahorros de la Comunitat Valenciana, que celebra este fin de semana en Benidorm su Asamblea General, ratificó por unanimidad a su Junta Directiva y a Ángel Villanueva como presidente. Durante la asamblea, también se aprobaron las cuentas del año 2008, según informaron fuentes de la entidad en un comunicado.

Desde su fundación en 1991, la Asociación de Impositores tiene como objetivo la defensa de los intereses de los clientes de las Cajas de Ahorros. En este sentido, Villanueva destacó la apuesta de AICA por conseguir que los jóvenes "accedan a una financiación para alquileres justos y viviendas dignas, con plazos más largos y a intereses asequibles, con más años de carencia o mayor cobertura en el precio de tasación".

Igualmente, abogó por reforzar la solvencia de las cajas como "garantía" para los depositantes. Asimismo, reiteró que la asociación continuará con su política de destinar recursos propios para colaborar con entidades culturales, benéficas, deportivas y otras ONG. "Formar parte de esta Asociación es repartir mejor, es más obra social", señaló Villanueva.

AICA ha repartido más de 240.000 euros en acciones solidarias dentro de programas de colaboración con la Fundación Vicente Ferrer en la India, con los huracanes y terremotos de América Central y Turquía o con el pueblo saharaui en tareas de formación y de mejora de calidad de vida.

Otras acciones puestas en marcha han sido el apoyo al programa de Playas Accesibles, la defensa de la familia, aportaciones a la Asociación Valenciana de Caridad, programas educativos llevados a cabo con personas en el ámbito de la marginación y programas de salud.

La última iniciativa de AICA ha sido la puesta en marcha de la campaña 'Solidaridad contra la Pobreza', destinada a recaudar fondos para Cáritas Diocesana, una acción de se desarrollará durante los próximos dos meses a través de las cuentas abiertas en la CAM (2090/3200/56/0040873565) y en Bancaja (2077/0063/55/ 3102762008), con las que se pretende alentar a la solidaridad ciudadana en favor de los más necesitados.

Alarte dice que ayer Rajoy ya no dió su apoyo a Camps y a Fabra, y augura que "el martes dirá que no les conoce"

VALENCIA.- El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, se mostró hoy "sorprendido" respecto a la reacción del presidente del PP, Mariano Rajoy, en el acto al que asistió ayer en Castellón, ya que, en su opinión, el líder popular el primer día que vino a la Comunitat "dió su bendición" al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y al de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, ambos imputados.

Sin embargo, ayer durante el acto ni nombró ni dió su apoyo a Camps y a Fabra y, en este sentido, auguró que en su visita del martes Rajoy "dirá que no les conoce".

A este respecto, Alarte, durante la presentación del libro de los socialistas 'Reflexions pel Futur', aseguró que Rajoy ha cambiado su agenda política, "ya que no iba a venir más que una vez y ha decidido que vendrá todos los días, porque antes en la Comunitat no hacía falta hacer nada, todo estaba hecho, pero ahora parece que no todo va tan bien".

Durante su discurso de presentación del libro, el secretario general de los socilistas valencianos manifestó que la política "no pueden ser sólo los mensajes puntuales" sino que debe encontrar "espacios para la reflexión" y, de este modo, 'Reflexions pel futur' es una "buena excusa" para que todo el capital humano y experiencia socialista sirva para "sumar esfuerzos".

Alarte se refirió a la política de la Generalitat en relación a la participación de los valencianos en las instituciones europeas que, a su juicio, "cada vez es más pobre".

En este sentido, recordó la creación de la Oficina de la Comunitat Valenciana en las instituciones europeas en Bruselas, al tiempo que comentó que hoy esta oficina, con el presidente de la Generalitat y la derecha, está "vacía de contenidos, sin un plan estratégico de actuación real de las instituciones valencianas, del tejido empresarial y de la realidad económica y política", es decir, que actualmente esta herramienta es "inexistente", lamentó.

Por otro lado, dijo que los populares "han devaluado el papel de esta oficina, pero lo más grave es la incapacidad permanente y sistemática de los gobiernos del PP de establecer un marco de relación correcto", sino que siempre tienden a buscar "un marco de confrontación, de falta de respeto a las normas comunitarias y de desprecio al papel de las instituciones europeas en materia urbanística y de medio ambiente", censuró.

Asimismo, censuró que para el PP el Parlamento europeo ha sido "un instrumento más del victimismo y del ataque contra el Gobierno central". El PP se "enfrenta con el resto para eludir sus responsabilidades y ocultar sus incapacidades e insuficiencias" y puso el ejemplo del Informe Auken como reflejo de esta "insuficiencia" del Gobierno autonómico.

Por último, Alarte criticó las políticas de fondo de la Generalitat, "muy diferentes a las de Lisboa", ya que cuando "Lisboa plantea como ejes para el futuro las nuevas tecnologías, la innovación y la mejora de competitividad de las empresas, el Gobierno valenciano redobla sus esfuerzos para hacer de la economía valenciana una economía de la especulación, de la construcción por la construcción y del territorio convertido en un solar enorme y sin límites", reprobó.

De igual modo, alertó de que la Comunitat está "a la cola de España y de Europa en inversión y en capacidad de modernización". Este hecho, que consideró muy grave se debe a la política de una derecha "victimista y mediocre en sus planteamientos intelectuales y políticos", los que nos sitúa "fuera del proyecto europeo". Por este motivo, instó a reflexionar en las elecciones al Parlamento europeo del próximo domingo.

Por su parte, la diputada del PSOE por Madrid en el Congreso de los Diputados y miembro de la Ejecutiva Federal, Elena Valenciano, instó a reflexionar porque "no sólo estamos en una crisis, también en el inicio de una nueva era, que será diferente social, económica y políticamente". Por ello, consideró las elecciones europeas del 7 de junio como "las más importantes de la historia" y urgió a conseguir que el nuevo Parlamento europeo sea progresista.

Valenciano afirmó que "el PP ha decidido que es mejor no hablar de Europa y enfangar la campaña para que la gente no sepa lo que pasa y puedan tapar lo suyo" y se mostró "preocupada" porque en la Comunitat gobiernen personas "deshonestas". Al respecto, confió en que se dé un vuelco a esta situación que "avergüenza a los valencianos" e instó a los populares a "limpiar su casa" y "luego dar lecciones", recomendó.

La diputada lamentó que el PP "pervierta el sistema democrático y sus instituciones" y se sintió "preocupada por la salud de la democracia". De igual modo, se preguntó "cómo los Camps, Fabra, Costa y Aguirre nos van a representar fuera de España" cuando aquí "defienden sus verguenzas a costa del prestigio de jueces, policías y periodistas". En este sentido, dijo que "no son dignos" y que "lo suyo no es un detalle sino que tiene que ser señalado como anormal e inmoral, porque no queremos acostumbrarnos a eso".

Por su parte, el diputado nacional y ex eurodiputado, Joan Calabuig, explicó que se puede ver como el PP "rebaja las instituciones con sus abusos del poder y degrada la dignidad de la acción política llenando las campañas de debates absurdos" y aseguró que los populares "habrían dejado sus cargos si se aplicarán los niveles de exigencia del resto de Europa, exceptuando los niveles del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, que es el único al que se pueden comparar", subrayó.

Casi un tercio de los valencianos realiza sus compras a través de Internet, sobre todo viajes y servicios de ocio

VALENCIA.- El 27% de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana realiza sus compras a través de Internet, principalmente viajes y servicios de ocio, según los datos de un estudio elaborado por la Generalitat que hace referencia al último trimestre de 2008.

El informe también refleja que el el 52,2 por ciento de los residentes en la Comunitat hace un uso habitual de Internet y un 60 por ciento de los internautas se conecta a diario.

El estudio indica que el 49,7 por ciento de los individuos realiza consultas sobre bienes y servicios y casi uno de cada tres compra a través de la Red, sobre todo viajes, servicios de ocio y tiempo libre, aparatos electrónicos e informáticos, DVD y música y, en menor medida, libros, ropa, alimentos y bebidas.

La consellera de Justicia y Administraciones Públicas, Paula Sánchez de León, destacó en un comunicado la "madurez tecnológica que va adquiriendo la sociedad valenciana, que sigue avanzando en las diferentes aplicaciones que se pueden dar a las nuevas tecnologías".

Sánchez de León subrayó el hecho de que los valencianos "profundizan cada vez más en un Internet más interactivo y complejo y aprovechan las ventajas que proporcionan las TIC", entre las que destaca el correo electrónico.

De hecho, el 84,5 por ciento de los internautas valencianos son usuarios del correo electrónico, "el segundo medio de comunicación más generalizado ya entre los ciudadanos después del teléfono", apuntó la consellera.

Tras el e-mail, los servicios de la Red que más utilizan los internautas valencianos son la mensajería instantánea, la web 2.0 y los chats.

En general, los hombres son más activos en este terreno y utilizan en mayor medida los chats (41,7 frente al 24,4 por ciento de las mujeres), los foros de discusión (18,5 frente al 10,3 por ciento) y los juegos on-line (26,9 frente al 11,2 por ciento).

No obstante, las estadísticas se equilibran en aplicaciones como la mensajería instantánea o las webs de contactos.

Por provincias, Alicante y Castellón concentran un mayor porcentaje de usuarios interesados en los chats y los servicios de mensajería o los juegos on-line. Las aplicaciones de la web 2.0 son muy utilizadas por los internautas alicantinos y los valencianos, mientras que los foros de discusión interesan en mayor medida a los castellonenses.

"Quedan ya lejos los años en los que Internet era una mera ventana donde los usuarios tan sólo realizaban consultas o buscaban información", señaló la consellera, para quien el hecho de que hoy en día se hayan extendido usos "más complejos y sofisticados", que requieren de un conocimiento mayor de esta herramienta "da buena cuenta de esa madurez tecnológica e indica que vamos por el buen camino, que la sociedad está integrando en su vida cotidiana las nuevas tecnologías".

La titular de Justicia y Administraciones Públicas consideró que "es importante explicar muy bien a los ciudadanos las numerosas ventajas que aportan las nuevas tecnologías en el día a día", una tarea que, según dijo, está llevando a cabo "con éxito" el 'Bus Interactiu', que ya ha visitado los municipios de Valencia, Utiel, Alpuente y Venta del Moro, y que hasta el próximo mes de diciembre recorrerá cerca de un centenar de poblaciones de la Comunitat "para que todos los ciudadanos puedan participar de las ventajas de Internet, tanto si viven en la costa como si residen en aldeas del interior".

Sánchez de León animó a todos los ciudadanos a "adentrarse en este mundo de las nuevas tecnologías" y destacó la "gran oportunidad" que representan los cursos de Internet gratuitos que ofrece la Generalitat a través del programa 'Internauta'.

La consellera puntualizó que los ciudadanos pueden acceder al nivel básico o medio, según sus conocimientos, desde alguna de las 600 aulas repartidas por toda la Comunitat y por las que ya han pasado más de 93.000 personas.

viernes, 29 de mayo de 2009

El turismo extranjero en España caerá un 10% este verano

MADRID.- El Gobierno estimó este viernes que el número de turistas extranjeros que visitarán España este verano alcanzará los 23,3 millones, lo que supone una caída del 10% con respecto al verano del año pasado, y dos puntos porcentuales menos que el descenso acumulado hasta abril.

En la rueda posterior al Consejo de Ministros, en la que De la Vega dio cuenta de la aprobación de la ampliación de hasta 1.000 millones de la dotación del Plan Renove para el sector, explicó que "sin ser un buen dato" esto permitirá "suavizar" el descenso registrado de enero a abril.

De la Vega, quien admitió que el sector turístico "no es ajeno" a la crisis internacional y podría continuar viéndose afectado, recordó que los principales mercados emisores hacia España también "la sufren".

Además, indicó que hay que tener en cuenta que la tasa de paro ha aumentado de "forma brusca" en toda la Unión Europea, lo que tiene un impacto en el sector turístico.

No obstante, De la Vega destacó que pese a que el número de turistas extranjeros que visitaron España y el gasto total de los mismos han caído en lo que va de año casi un 12% y un 7,3%, respectivamente, el turismo nacional, tanto interno como hacia el extranjero, "sí ha crecido estos meses con respecto al año anterior, compensado parcialmente la caída del turismo extranjero".

Finalmente, señaló que el gasto de los turistas españoles ha disminuido en menor proporción que el número de turistas, lo que implica que "quien apuesta por España como destino tiene más poder adquisitivo".

Los turistas españoles viajan un 3,4% más en enero

MADRID.- Los turistas españoles realizaron 12,15 millones de viajes en enero de 2009, lo que supone un crecimiento del 3,4% más respecto al mismo mes del año pasado, según se desprende de la Encuesta de Movimientos Turísticos de los Españoles (Familitur) publicada este viernes por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que avanza conjuntamente datos de los mes de marzo y abril.

Para evitar el efecto calendario a causa de la Semana Santa, que este año cayó en abril y no en marzo como en 2008, se analizan conjuntamente los dos meses del año. Así, los residentes en España realizaron un total de 30 millones de viajes entre marzo y abril de 2009, lo que se traduce en un incremento del 4,2%, respecto al mismo periodo del año pasado.

Entre marzo y abril los viajes al extranjero se elevaron un 17,3%, incremento muy superior al registrado por los viajes domésticos, un 3,3% más, con respecto al mismo periodo de 2008. Según destaca Industria, a pesar de tener menos peso sobre el total de los viajes realizados por los españoles, los viajes al extranjero tienen a aumentar.

En enero de 2009, el aumento registrado fue provocado por el "fuerte crecimiento" de los viajes al extranjero, que se elevaron un 24%, así como los realizados por motivos de ocio y de visita a familiares o amigos, que acapararon el 70% del total.

El 91,2% de los viajes de los españoles se concentraron en destinos del territorio nacional, mientras que que el 8,8% restante correspondió a los viajes al exterior.

En cuanto al pasado mes de febrero, como ya revelara la misma encuesta, se produjo un "leve descenso" de la actividad viajera de los españoles, debido a los menores desplazamientos dentro del territorio español y a pesar del fuerte incremento de los viajes al extranjero.

Por comunidades autónomas, en enero de este año todas registraron aumentos y casi la mitad de los viajes del periodo tuvieron como destino Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla y León, que experimentó un "intenso crecimiento". La Comunidad de Madrid, segunda comunidad de origen, también experimentó un fuerte incremento del 30%.

Andalucía se mantiene como principal comunidad de destino, pese a registrar en enero un leve descenso del 0,6%, hasta los 2 millones de viajes; le sigue Cataluña, con 1,3 millones de viajes, un 8,9% menos, afectada por el descenso de los viajes de los catalanes que supusieron el 76% del total.

Castilla y León, con 1,2 millones de viajes, y la Comunidad Valenciana, con 1,09 millones de viajes, registraron incrementos del 23,9% y del 3,1%, respectivamente, frente a enero de 2008, debido a la actividad viajera en ambas regiones y al aumento de los procedentes de la Comunidad de Madrid.

Precisamente, la región madrileña fue la primera comunidad emisora con un crecimiento del 14,7%, acaparando el 16,7% del total de los viajes; seguida de Cataluña y Andalucía. El aumento de los viajes de los catalanes a otras comunidades se concentró en Andalucía y Comunidad Valenciana, y particularmente en los viajes al extranjero.

Por tipo de viaje, en enero los más números fueron los de fin de semana, que supusieron el 46% del total, tras registrar un crecimiento del 5,3% con respecto al mismo mes del año pasado, seguidos de los viajes de trabajo (18%) y, a escasa distancia los viajes correspondientes a Año Nuevo (17%), que aumentaron un 7,7% con respecto a anero de 2008.

En cuanto al tipo de alojamiento, el no hotelero fue el más demandado (casi el 82% del total), con un incremento del 4,3% respecto a enero de 2008, favorecido por el buen comportamiento de los viajes a la vivienda propia. Por su parte, el alojamiento hotelero permaneció en cifras similares al año anterior.

El medio de transporte más utilizado fue el coche, elegido en el 77% de los desplazamientos, aunque fue el avión el que experimentó el mayor crecimiento, un 20,9% más, en consonancia con el aumento de los viajes al extranjero y acaparó el 10,5% del total de los viajes realizados.

Despido de 33 periodistas en el diario 'Las Provincias'

MADRID.- Los despidos han llegado a Las Provincias, donde se han recortado 33 puestos en las delegaciones de Valencia y Alicante. Este expediente llega después de que nadie se acogiera al plan de prejubilaciones planteado por la empresa, según adelanta 'Periodista Digital'.

No ha sido, ni de lejos, tan traumático como en ABC. Las condiciones de salida no son especialmente malas -en comparación con otros casos- y se ha podido reducir relativamente el número de despidos. Incluso la redacción de Castellón se ha salvado de la quema.

El acuerdo negociado incluye indemnizaciones de 45 días por año trabajado y la implantación de una bolsa de trabajo para que, cuando acabe el plazo del ere, los profesionales salientes tengan prioridad.

Los despidos han afectado principalmente a redactores jefes, jefes de sección, fotógrafos y algunos redactores, la mayor con una antiguedad superior a los 20 años o con edad cercana a la jubilación. Así, han desaparecido los departamentos de fotomecánica, documentación y la centralita.

Desde la empresa han asegurado que no habrá más EREs y que los despidos se han podido reducir gracias a que los afectados se encuentran en edad cercana a la jubilación.

El paro en la Comunitat Valenciana aumentó en 2008 un promedio del 44,1% en relación al año anterior

CASTELLÓN.- El desempleo en la Comunitat Valenciana aumentó en 2008 un promedio del 44,1 por ciento en relación al año anterior, con 307.200 personas paradas. La tasa de paro estimado se situó en el 12,1 por ciento de la población activa, superior en 3,3 puntos a la de 2007, según los datos recogidos en la Memoria sobre la situación socioeconómica y laboral de la Comunitat Valenciana, 2008, que aprobó y presentó hoy el Comité Económico y Social de la Comunitat Valenciana.

Dicho informe señala que el crecimiento económico de la Comunitat Valenciana en 2008 se situó en el 0,5 por ciento, inferior en 2,9 puntos al del año anterior. Este crecimiento fue inferior al registrado en el conjunto de España (1,2 por ciento) y al de la zona euro (0,8 por ciento). En la estructura productiva de la Comunitat, el sector servicios continuó teniendo el mayor peso, con el 68,2 por ciento, seguido de industria y energía (17,4 por ciento); construcción (12,3 por ciento); y agricultura (2,1 por ciento).

El subsector pesquero continuó con la tendencia descendente de su actividad, con una nueva disminución en el número de embarcaciones, tripulantes, potencia y toneladas de registro bruto. El volumen de capturas se situó en 31.420 toneladas, con un valor en lonja de las mismas de 104,2 millones de euros. En relación a 2007, se produjo un descenso en el volumen de capturas de 10,8 puntos porcentuales y una disminución en 6,4 puntos porcentuales en valor en lonja.

La industria registró una caída del 6,9 por ciento y la inversión industrial registrada alcanzó 1.190,3 millones de euros, con un crecimiento del 70 por ciento en relación al año anterior. El sector de la construcción retrocedió un 3,5 por ciento, mientras que, en el sector turístico, la Comunitat Valenciana recibió 17,3 millones de viajes, mostrando un fuerte incremento del 10,2 por ciento.

En 2008 descendieron tanto las exportaciones como las importaciones, aunque éstas últimas lo hicieron en mayor medida, lo que dio lugar a un aumento en la tasa de cobertura. La inflación descendió en 2,8 puntos. Por otra parte, en el sistema crediticio, los créditos superaron a los depósitos a 31 de diciembre de 2008 en 81.923 millones de euros, un 7 por ciento superior al existente un año antes, lo que indica la "tendencia inversora" de la Comunitat.

En el capítulo de infraestructuras, el CES destaca en la Memoria la necesidad de continuar con la ejecución de los desdoblamientos de carreteras, en particular la N-340; la llegada del AVE a las tres provincias; la conexión en al velocidad de Castellón con Tarragona; y las inversiones que garanticen el corredor mediterráneo de mercancías desde Algeciras hasta la frontera; además de las inversiones previstas en puertos y aeropuertos.

En el apartado dedicado al mercado de trabajo, la Memoria del CES indica que la población en edad de trabajar aumentó en 2008 y se situó en el último trimestre en 4.172.200 personas, con un aumento del 2,1 por ciento en términos relativos. La población activa también se incrementó y alcanzó 2.569.800 personas, con un aumento del 3,9 por ciento, lo que hizo que la tasa de actividad llegase al 61,1 por ciento en términos de promedio. Finalmente, la población ocupada se situó en 2.226.200 personas, lo que supone un aumento promedio de 5.700 personas.

El empleo creció a una tasa del 0,3 por ciento durante 2008, mientras que la tasa de empleo en la Comunitat descendió en 1,2 puntos porcentuales y se situó en el 53,7 por ciento. Las mujeres representaron el 41,9 por ciento de la población ocupada. El paro registrado aumentó en diciembre con relación al año anterior en un 65,9 por ciento, con un total de 357.824 parados en diciembre de 2008.

Por lo que se refiere a la contratación, destaca la disminución de un 11,94 por ciento y de 18.013 contratos mensuales de media. Las mayores contrataciones se dieron en las actividades inmobiliarias y en la construcción. Los contratos temporales representaron la misma cifra que en 2007, con un 91,59 por ciento del total.

El informe del CES recoge que el número total de siniestros con baja en jornada de trabajo en la Comunitat en 2008 fue de 78.025, de los cuales 77.267 fueron accidentes de trabajo y 758 enfermedades profesionales. De los accidentes, 700 fueron graves, lo que supone un descenso del 21,7 por ciento, y 80 tuvieron consecuencias mortales, que significa una disminución del 11,1 por ciento.

Se constata con relación al año anterior una disminución del 15 por ciento en el número de accidentes laborales y un aumento del 9,5 por ciento en el de las enfermedades profesionales.

Por otra parte, el informe dedica un apartado a niveles y condiciones de vida, en el que señala que el precio medio de la vivienda registró un ligero aumento del 0,01 por ciento, pasando de 1.645 euros el metro cuadrado en 2007 a 1.667 euros en 2008. El pasado año, tanto los bancos con las cajas de ahorros y entidades bancarias experimentaron aumentos de más de medio punto en los tipos de interés hipotecario, los cuales empezaron a descender en diciembre.

En el apartado de sanidad, la Memoria destaca que en 2008 la cobertura poblacional aumentó 0,69 puntos con el nuevo modelo, así como el incremento del gasto sanitario como consecuencia del aumento de la población.

En cuanto al medio ambiente, el número de incendios en la Comunitat fue de 341, frente a los 383 de 2007, y se vieron afectadas 741,80 hectáreas. Un 39,3 por ciento de los incendios tuvo carácter intencionado y un 34,6 por ciento obedecen a la negligencia humana.

El informe de CEC resaltó que el número total de trabajadores en alta por regímenes en la Comunitat Valenciana, el 31 de diciembre de 2008, era de 1.834.290, con que supone un descenso del 7,9 por ciento en relación al año anterior. De éstos, 212.038 proceden del extranjero, de los que el 58,1 por ciento provienen de países no miembros de la UE. La Comunitat Valenciana alberga el 11,27 por ciento de los trabajadores extranjeros en alta en España.

El promedio anual de beneficiarios de prestaciones por desempleo en 2008 fue de 176.747 personas, un 39,5 por ciento más que en 2007, mientras que la tasa de cobertura se situó en el 63,49 por ciento. Por provincias, Castellón es la que ofreció mayor cobertura, seguida de Valencia y Alicante.

El Ayuntamiento de Alicante repudia por unanimidad al general Franco

ALICANTE.- El pleno del Ayuntamiento de Alicante aprobó este viernes por unanimidad retirar la medalla de la ciudad y los títulos honoríficos a Francisco Franco, tras una moción presentada por el grupo socialista, que volvía a presentar esta iniciativa, después de que la primera petición fuera rechazada el pasado año, con los votos del PP.

La moción fue aprobada, aunque sin debate de los grupos políticos, y con las intervenciones de dos representantes de la Asociación para la Recuperación Memoria Histórica. Esta es la segunda ocasión que el pleno del Ayuntamiento de Alicante trataba este asunto, a petición de los socialistas, aunque en la primera vez no salió adelante por los votos contrarios del PP.

En ese momento, el entonces alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, calificó la propuesta de "oportunista" por entrar en el pleno en fechas próximas a la campaña electoral y justificó su posición por entender que era algo que no preocupaba a la ciudadanía. Así, propuso que si se recogían las firmas de 25.000 alicantinos que apoyaban la iniciativa, aceptaría retirar los honores a Franco.

Un año después, los socialistas presentaron de nuevo la moción, que finalmente ha sido aceptada. La alcaldesa Sonia Castedo explicó, al término del pleno y preguntada por los medios de comunicación, que ella misma y el concejal de Cultura, Miguel Valor, llevaban trabajando en este tema "desde hace varios meses", de forma conjunta con la Asociación para la Recuperación Memoria Histórica.

Así, indicó que el secretario municipal será quien informe de cómo hacer efectiva esta retirada de títulos honoríficos y de aquellos escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación personal o colectiva que continúen presentes en la ciudad o en los archivos, y que mantengan relación con la sublevación militar, la Guerra civil y la represión de la Dictadura.

Finalmente, preguntada por el cambio de postura del PP, Sonia Castedo preguntó: "¿por qué no dejamos de mirar al pasado y vemos el futuro?".

jueves, 28 de mayo de 2009

Las playas de El Postiguet de Alicante y Levante de Benidorm pierden la bandera azul

ALICANTE.- Alicante puede presumir un año más de ser la provincia española con más playas (43) galardonadas con la bandera azul, distintivo que acredita la limpieza de aguas y arenas y el nivel de servicios, pero este verano no podrá izar los pabellones en dos de sus playas más emblemáticas, según adelant 'Información'.

Ayer, la Fundación de Educación Ambiental anunció que las playas de Levante (Benidorm) y Postiguet (Alicante) perdían el distintivo, debido a que las analíticas sobre sus aguas presentadas al jurado revelaban que las condiciones no eran las idóneas.

Junto a las de Levante y Postiguet también se quedaban sin bandera azul la Albufereta, donde las obras la penalizan año tras año; Muchavista, en El Campello; Centro, en Guardamar y Les Bovetes en Dénia. En el lado positivo Villajoyosa, que ha recuperado las cuatro banderas azules que perdió en 2008. La retirada de los estandartes llega, por otro lado, en el peor momento para la Costa Blanca, en plena crisis económica, y a las puertas de la temporada alta "por lo que cualquier noticia negativa no es buena", apuntaron fuentes de la patronal hotelera.

La pérdida de la bandera azul en la playa de Levante de Benidorm, considerada uno de los mejores arenales del mundo, cayó como una bomba en el ayuntamiento de la capital de la Marina Baixa, donde estaban convencidos de que habrían prosperado sus alegaciones.

Josefa Pérez, concejala de Playas, señaló que "no es justo que nos pase esto cuando somos, por ejemplo, junto a Barcelona, los únicos municipios de España que analizamos arena y agua todas las semanas y la calidad es indiscutible".

Pérez explicó que "los análisis se remitieron hace un año cuando se presentó la solicitud. Es cierto que habían salido regulares pero enviamos un informe del biólogo municipal explicando las razones. Había llovido y, además, estaba reciente las regeneración de arenas que hizo Costas y que provocó turbidez en el agua. No lo entiendo la verdad", subrayó Pérez, consciente de la repercusión que puede tener la retirada de la bandera.

En el caso de Alicante, el municipio se queda sin bandera azul en El Postiguet, ejemplo de playa urbana "abierta todos los días del año" pero que no reunía las condiciones exigidas por la Fundación cuando se realizaron los análisis. La falta de reflejos del ayuntamiento hizo el resto.

Curioso resulta también el caso de la Albufereta que pierde el distintivo cuando está a punto de ver concluidas las obras que la han tenido "patas arriba" los últimos cuatro años.

En total, la Comunidad Valenciana ha recibido 89 banderas azules para sus playas y 12 para los puertos deportivos, según informó Medio Ambiente.

Cáritas abre pisos de acogida para familias desahuciadas por el banco

ALICANTE.- La época en la que toda la gente iba a Cáritas pidiendo ropa, comida o algo de dinero para pagar la luz o la guardería ya es historia. Ahora, la "principal demanda es poder pagar la hipoteca del piso", admitió Antonio Esteve, delegado episcopal de Cáritas en Alicante, que tilda de "angustiosa" la situación que afrontan decenas de familias que no pueden hacer frente a la deuda.

Ante esta situación, Cáritas ha habilitado varios pisos de acogida "temporal" para aquellas familias más necesitadas. Dos de ellos están en Alicante pero también existen pisos similares en Petrer o Elche, según 'El País'.

La demanda de ayuda de personas desfavorecidas aumentó el año pasado en un 40% en la provincia de Alicante, donde el pasado mes de abril se acumulaban 178.000 desempleados, de los que 60.000 carecían de prestación alguna, y 37.000 familias tenían a todos sus miembros parados.

"Detectamos un proceso rápido de vulnerabilidad y exclusión social", agregó Fernando Rodríguez, vicario episcopal, quien recordó cómo los demandantes de ayuda "ya no son los transeúntes, sino parados de larga duración, con cierta edad y cargas familiares, son los nuevos pobres".

La diócesis de Orihuela-Alicante presentó ayer el informe El empleo en la provincia de Alicante a la luz de la doctrina social de la Iglesia, que ofrece una radiografía sobre la actual coyuntura en el que defiende una "ética económica" y un crecimiento sostenible.

En cuanto a las propuestas que plantean, defienden la universalización de la cobertura social, el refuerzo de las redes sociales y otra política de empleo, como el cooperativismo, que "estimule el protagonismo de los parados".

Lucio Arnáiz, delegado diocesano de acción social, alertó sobre la "calamidad" de algunos casos que plantean los nuevos pobres.

Los curas donan su paga de verano

La propuesta que lanzó hace unas semanas el obispo de Orihuela-Alicante, Rafael Palmero, de donar íntegra la paga extraordinaria de julio a los más desfavorecidos parece que cala. "La acogida está siendo muy considerable", admitió Fernando Rodríguez, vicario episcopal, quien no supo concretar cuántos de los 351 sacerdotes de la diócesis han renunciado por escrito a esta paga veraniega.

"Se esperaba un gesto público para ayudar a los parados en tiempo de crisis, y se están sumando instituciones y personas particulares", agregó el responsable eclesiástico, quien recordó que será Cáritas, que destina 400.000 euros anuales para los pobres, la beneficiaria de estos donativos, que se concretarán a principios de agosto.

Entre las iniciativas solidarias que se plantean figura también contener los gastos en los presupuestos parroquiales, entregar un día de sueldo al mes a los parados o estimular convenios con supermercados para entregar comida.

La diócesis de Orihuela-Alicante informó de que 234.323 alicantinos marcaron en la declaración de la renta del año 2007 su aportación a favor de la Iglesia, lo que supone un 33,48% de los declarantes, y un aumento de 8,26% con respecto al ejercicio anterior.

La diócesis de Orihuela-Alicante recibirá este año 3,1 millones para su gestión, un 54,75% más que los dos millones del año pasado. El incremento obedece al nuevo sistema de financiación, que eleva al 0,7% su asignación.

El alicantino Antonio Navalón, premio nacional de Periodismo 2008 en Méjico

MÉJICO.- “No hay nada que celebrar mientras sigan matando periodistas, ya basta”, decía una manta colgada en el segundo piso del Teatro de la Ciudad, donde el Consejo Ciudadano del Premio Nacional de Periodismo hizo anoche entrega de esa distinción a doce periodistas.

Antes de la entrega, que consiste en un diploma, la escultura El Águila, diseñada por Juan Soriano, y 50.000 pesos, Denise Dresser, presidenta del Jurado del Premio Nacional de Periodismo 2008, integrado también por Adriana Ocho, Arcelia Becerra, Eugenia Valdés, Javier Corral, Jorge González, Jorge Zarza, Carlos Lozano, Octavio Obregón, Ricardo Raphael y Sergio Uzeta, afirmó que la y los premiados constituyen un deshonor para las fuerzas reaccionarias, la impunidad, corrupción, complicidad y desidia que se oponen a la democracia y a la libertad de expresión.

La única manera de democratizar el ejercicio de los medios de comunicación, señaló la politóloga, es decir la verdad, “ser sensor implacable del poder porque esa es la única manera de democratizar su ejercicio”.

Dresser resaltó el compromiso de los medios de comunicación con la sociedad para enfrentar la adversidad y la amenaza que representa callar la voz de la denuncia.

Durante el acto destacó el compromiso del periodista de señalar de una manera critica y objetiva las deficiencias de los sectores de la sociedad públicos y privados, pero sobre todo de defender la verdad.

El jurado recibió 1.086 postulaciones al Premio Nacional 2008, de las cuales doce fueron elegidas, en igual número de categorías, por sus atributos, impacto y repercusión en la vida diaria de la sociedad mexicana.

María Antonieta Flores recibió el premio en la categoría de Reportaje, Periodismo de Investigación, por su trabajo Aguas que Matan, de la Televisión de la Universidad de Guadalajara, donde se exponen los efectos que la contaminación del río Santiago tiene sobre la población y que ha ocasionado decesos como el del niño Miguel Ángel López Rocha.

En la categoría de Noticia recibió el premio Jesús Martín Mendoza, de Radio Red, Emisión Especial, por su transmisión del accidente aéreo en donde perdió la vida Juan Camilo Murillo, secretario de Gobernación.

En Crónica ganó el premio el Equipo de Redacción de la Revista Emeequis, por su trabajo Noche de Perros en Buenavista.

En Entrevista, Rogelio Cárdenas fue distinguido por su trabajo, Echeverría Provoca: No pido perdón, publicado en El Financiero.

En Fotografía, Germán Canseco fue premiado por su trabajo El Inframundo: los picaderos de Ciudad Juárez, publicado en Proceso.

Por artículo de fondo el Consejo premió a Zoé Robledo, por su serie de artículos de análisis sobre la elección presidencial en Estados Unidos.

Por su caricatura Wall Streetanic, publicada en El Universal, fue premiado Ángel Bolligán.

En la categoría Orientación a la Sociedad dieron el premio a Miguel Ángel Chávez, por su texto El dulce encanto de mi embolia, publicada en la revista Día Siete, de El Universal.

El alicantino, de Villena, Antonio Navalón y Ernesto Velázquez recibieron el premio en la categoría Mesa de Análisis, por su trabajo El 21: Barak Obama, héroes del cambio, realizada por un joven equipo de producción de TV UNAM.

En Divulgación Científica y Cultural, Daniel Rodríguez Barrón fue premiado por su reportaje Manuel Felguérez, disidencia sin fin, producido y transmitido por Canal 22.

En transparencia y acceso a la información, Marco Lara Klahr fue premiado por su trabajo Vida de lujo y salarios sin límite del TEPJF, publicado en la revista Transparencia y Corrupción.

Y en Trayectoria periodística recibió el Premio Nacional de Periodismo 2008 Carlos R. Menéndez Navarrete, director del Diario de Yucatán, que fue fundado por su abuelo y dirigido también por su padre.

Los ganadores recibieron un estímulo de 50.000 pesos, un diploma y una escultura diseñada para el Premio Nacional de Periodismo por Juan Soriano.

El PSPV advierte de que los ingresos corrientes de la Generalitat disminuyeron en 330 millones en mayo

VALENCIA.- La portavoz de Economía del grupo parlamentario socialista en las Corts, Cristina Moreno, advirtió hoy de la "irresponsabilidad" del Consell por "disparar" los gastos y reducir los ingresos corrientes de la Generalitat en 330 millones de euros.

Moreno, en un comunicado, se refirió así a la situación de la tesorería de la Generalitat del mes de mayo, publicado hoy en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV). Al respecto, destacó que los ingresos corrientes disminuyeron 330 millones de euros respecto al mismo mes del año pasado mientras el gasto corriente se disparó en un 12%.

Los únicos ingresos que aumentaron, casi 84 millones de euros, son los que provienen del Gobierno de España.

La diputada socialista lamentó que el Consell "demuestra de nuevo su irresponsabilidad en la gestión del dinero público de los valencianos al disparar el gasto corriente y renunciar a la inversión productiva, tanto económica como social".

En este sentido subrayó que "la renuncia del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, a la inversión productiva y su irresponsabilidad en la gestión del gasto corriente nos deja a los valencianos en peores condiciones para afrontar la crisis que el resto de los ciudadanos de España".

Según Moreno, el Consell "debería actuar como miles de familias valencianas que se ajustan y aprietan el cinturón en tiempos de crisis en lugar de gestionar el dinero público como un nuevo rico que gasta sin pensar en el futuro y sin unas prioridades previamente establecidas".

La portavoz adjunta del PSPV-PSOE en las Corts señaló a Camps como "el máximo responsable de la deriva económica de las instituciones valencianas".

"El presidente de la Generalitat valenciana debe fijar cuanto antes unas prioridades inversoras para garantizar el futuro y minimizar los efectos de la crisis, sobre todo a aquellos más necesitados, y zanjar sin más demoras el disparatado aumento del gasto corriente que hipoteca cada día en mayor medida la salida valenciana a la crisis", concluyó.

Toys 'R' Us compra la juguetera estadounidense FAO Schwarz

NUEVA YORK.- Toys 'R' Us ha adquirido la juguetera estadounidense FAO Schwarz, la distribuidora de juguetes más antigua del país, informó hoy la compañía en un comunicado que no aporta información financiera sobre la transacción.

Tras la operación, Toys 'R' Us no interrumpirá la actividad de las dos tiendas emblemáticas de la cadena en Nueva York y en el Caesar Palace de Las Vegas, visitadas por millones de turistas al año, agrega la nota.

Las ventas de FAO Schwarz seguirán ejecutándose tanto por catálogo como por comercio electrónico y manteniendo el mismo nombre de la compañía, aunque las actividades relacionadas con la gestión, distribución, marketing y 'merchandising' se transferirán de forma inmediata a Toys 'R' Us.

"Esta operación nos permite aumentar nuestra cuota de mercado de juguetes especializados y aprovechar las fortalezas de ambas marcas en el desarrollo de productos de calidad que os diferencian de nuestros competidores", destacó el presidente y consejero delegado de Toys 'R' Us, Jerry Storch.

La cadena de juguetes cuenta actualmente con presencia en 33 países y prosigue con su estrategia de expansión. A principios de este mismo año, adquirió las tiendas 'online' eToys.com, Toys.com. Babyuniverse.com y ePregancy.com.